Las lámparas LED cada vez más eficientes y más baratas

Las lámparas LED cada vez más eficientes y más baratas
El Departamento de Energía de Estados Unidos prevé que en el año 2020 las luminarias LED multiplicarán por dos su rendimiento mientras los costes de fabricación se reducirán a la mitad.

La evolución de la iluminación LED en los últimos años ha hecho que las previsiones para 2020 sitúen a este tipo de lámparas en los primeros puestos a nivel de eficiencia energética.

Según la Administración de Información de Energía de EE.UU. (US Energy Information Administration EIA), donde se realizan las estadísticas del Departamento de Energía, el actual rendimiento de los LEDs de alrededor de 83 lúmenes pasará a ser de 150 en el año 2020. Si tenemos en cuenta que las lámparas incandescentes halógenas producen 20 lúmenes y las lámparas fluorescentes compactas (CFL) alrededor de 67 lúmenes, los LED se alejarían de su competencia gracias a su eficiencia.

Además, en el avance del Annual Energy Outlook presentado por la EIA, donde se sintetizan las previsiones energéticas hasta el año 2040, se afirma que los costes también irán disminuyendo paulatinamente. De hecho, desde 2008 los precios de los LEDs se han reducido un 85% y esta tendencia seguirá a lo largo de esta década.

En las positivas previsiones realizadas por la EIA se ha tenido en cuenta la larga vida útil que poseen las luminarias LED. Si una lámpara fluorescente compacta posee una vida útil de entre 8.000 a 10.000 horas y una lámpara incandescente tradicional 1.000 horas, los LED duran entre 30.000 y 50.000 horas, con lo que la inversión realizada se amortiza en un breve período de tiempo.

Investigación para mejorar la eficiencia

Pero para que esta evolución siga su curso es necesario que la investigación siga acompañando el desarrollo de la tecnología LED. Por ello, se están llevando a cabo diversas investigaciones con el fin de mejorar tanto el desarrollo de los LEDs como la disminución de costes en su producción.

Lámparas LED cada vez más eficientes y más baratas

El actual rendimiento de los LEDs de alrededor de 83 lúmenes pasará a ser de 150 en el año 2020.

El Doctor Michael Kunzer, que lidera una investigación sobre la tecnología LED, en el Instituto Fraunhofer de Física Aplicada de Estado Sólido, en Freiburg, Alemania, afirma que “reducir los tamaños de los conductores (una parte importante de los costes) es fundamental, porque esto significa que en una superficie más pequeña es posible realizar una conmutación más barata. De manera que el conjunto de la lámpara LED se puede hacer más ligero y más compacto e incluso ofrecer una mejor iluminación”. Si los conductores son más pequeños y más eficientes, pueden ofrecer una luz más brillante y reducir sus costes de fabricación.

La Universidad de Washington, a su vez, está investigando cómo fabricar LEDs más finos y qué es lo que ocurre cuando estos materiales se apilan de maneras diferentes. De momento, el resultado ha sido que estos materiales pueden reaccionar de una forma única a la luz polarizada.

Ventas de la iluminación LED

Dentro del sector de la iluminación, los LED representan una quinta parte de las ventas globales que se realizan al año, y la tendencia seguirá en aumento puesto que según Frost & Sullivan las ventas están creciendo en torno a un 32% al año.

Esto se debe a que las características de la tecnología LED además de responder a las necesidades de eficiencia energética, también contribuyen a crear un entorno más sostenible. Como hemos hablado en el anterior post, la Unión Europea está debatiendo una propuesta de Política Climática con el objetivo de reducir un 40% las emisiones de CO2 en 2030 y Estados Unidos a su vez también está adoptando medidas encaminadas a este fin. El ahorro de energía se traduce directamente en menos contaminación y por ello las lámparas LED están teniendo está evolución tan positiva.

Ventajas de la tecnología LED

Si tenemos en cuenta el resto de ventajas que nos ofrece la iluminación LED a buen seguro que las previsiones del Departamento de Energía estadounidense serán acertadas.

Entre ellas destaca la resistencia de las luminarias LED, al contrario que las bombillas incandescentes, que pueden romperse con cierta facilidad. Las LED absorben las posibles vibraciones a las que pueda estar sometido el equipo sin producir fallos ni variaciones de iluminación. El LED carece de filamento luminiscente con lo que evita las variaciones de luminosidad del mismo y su posible rotura.

Y respecto al menor consumo de electricidad, que puede llegar hasta el 90% si lo comparamos con un foco incandescente, esto se debe a que el 98% de la energía que consume una bombilla LED se transforma en luz y no en calor.

Etiquetas:, ,

Periodista de Coonic. Especializado (e interesado) en ciencia, energía y nuevas tecnologías.

Los comentarios están cerrados

Afiliaciones y Reconocimientos